Tipos y objetivos

La política económica es la parte de la economía encargada de estudiar la intervención del Estado en la economía con el fin de conseguir unos objetivos. Generalmente lo que se intenta es un crecimiento económico sostenido, una estabilidad de precios más o menos razonable y además el pleno empleo en la economía. Es decir, que crezca la economía, que los precios no se expandan de una forma que ese crecimiento haga perder poder adquisitivo a las familias, y, además, que todo esto llegue mediante la creación de empleo de cierta calidad por parte de las empresas.

El primero de esos objetivos se mide con el Producto Interior Bruto o PIB. Es una macromagnitud que mide la producción de bienes y servicios de una economía y dentro de una economía. Es decir, la producción interior del país durante un año. Por otra parte, la estabilidad de precios se mide con el Índice de Precios al Consumo o IPC que mide la variación de precios de una cesta media de bienes y servicios comprados por un conjunto de familias que representan la economía española. Y, por último, el pleno empleo se mide con la tasa de ocupación, la tasa de actividad y la tasa de paro.

Dentro de la intervención estatal para conseguir los objetivos, hay una forma de hacerlo, mediante los ingresos y los gastos públicos. Es decir, que en función de la fase del ciclo en que nos encontremos, y de las necesidades que se tengan en cada momento, el Estado aplicará una política fiscal expansiva (bajadas de impuestos o aumento del gasto público) si necesita reactivar el consumo y la inversión para que aumente la demanda agregada o, por el contrario, una política fiscal restrictiva (subidas de impuestos y tasas y bajadas del gasto público), si lo que necesita es que la economía se contraiga un poco y deje de crecer tanto el consumo como la inversión.

Juan Obra.

1
Hola, en que podemos ayudarle - How can I Help you? - Wie kann ich dir helfen? -
Comment puis-je vous aider
Powered by